Vibra Deportiva

Con más de 18 años en coberturas deportivas, entiende y analiza el deporte como pocos. Su análisis de Lucha Libre, futbol mundial, NFL, MLB en su columna en RAAO SPORTS es único.

¿Llegó la paz a nuestro futbol?

Amables amigos… Luego de que la semana pasada hubo una tormenta que ocasionaron la Comisión Disciplinaria, los silbantes y los jugadores de América y Toluca, todo regresó a la normalidad, sin embargo, pienso que en el aire sólo se respira una relativa tranquilidad.


Cuando la Comisión de Apelaciones contradijo y dejó en vergüenza a la Disciplinaria a las autoridades de la FMF, al castigar a Pablo Aguilar y Enrique Triverio un año y no sólo ocho y diez juegos como lo habían hecho en la Femexfut, los silbantes levantaron su paro y el balón volvió a rodar.


Pero las voces de los protagonistas y de los afectados volvieron a sonar, primero, las directivas de Diablos y Águilas amenazaron con ir a Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para reducir la sanción.


Después Enrique Triverio se disculpó con sus compañeros y aficionados, pero también dio a entender que fue un chivo expiatorio, pues afirmó que la FMF y sus comisiones juzgaron de la misma forma  un cabezazo y un empellón.


Por si fuera poco los periodistas hicieron su chamba y los abogados dijeron que hay lagunas y violaciones en las sanciones de la Comisión de Apelaciones, entre la que más destacan es que en el descargo de culpas, los jugadores no tuvieron derecho de réplica, por lo que si América y Toluca buscan la reducción de castigo lo van a conseguir.


Ahora, la cuestión es saber si la FMF y sus comisiones hicieron eso por descuido o de manera consciente, para matar dos pájaros de un tiro, es decir, para que sus equipos pudieran reducir los castigos a sus futbolistas y al mismo tiempo, acabar con la huelga y el jueguito de poder que se traían los silbantes.


Pero mientras son peras o manzanas, las Águilas mandaron de vacaciones a Pablo Aguilar y Toluca ya confirmó que van a ir por la reducción de su jugador.


Así que hay que esperar otros meses para saber cuánto tiempo les van a rebajar a sus elementos, mientras nos divertiremos con nuestra aburrida Liga MX, con nuestra sosa Copa y con el circo que nos dará la Selección mexicana contra Costa Rica y Trinidad de la siguiente semana, que dicho sea de paso no deben tener problema para llevarse dos triunfos.

NADA DE PARCHADOS

Por cierto, ahora que hablamos del Tri sólo quiero decir que eso de que es un Tri parchado se me hace muy exagerado, debido a que pese a las ausencias del Tecatito Corona, Giovani Dos Santos, Hirving Lozano, Isaac Brizuela y Marco Fabián, el equipo que presenta es muy competitivo y superior a Trinidad y creo que mejor que Costa Rica.


Para mí sería una verdadera sorpresa que los ticos se llevaran un triunfo del Azteca, pues todo está fríamente calculado, ya que entrenarán en Cuernavaca para quitar los efectos de la altura a los europeos y el escenario tendrá todo a favor para irse  a la cima del hexagonal, porque si no, no quiero estar en los zapatos de Juan Carlos Osorio.

MUCHO QUE PERDER

Voy a cambiar de tema para dar mi opinión sobre la batalla de Homenaje a Dos Leyendas en la que Diamante Azul destapó a Pierroth.


Como lo mencioné la semana pasada, el luchador rudo no tenía nada que perder, ya que como dicen los Ingobernables, no les interesa perder, si no humillar y el mostrar el rostro de Arturo Muñoz Sánchez sólo es parte de una faceta, sobre todo, cuando ya había sido destapado en más de dos ocasiones.


Del otro lado, sí hay mucho que perder, debido a que El Diamante Azul ya adoptó el mote de la joya del CMLL y eso sí puede ser su consagración o su acabose. El ganar una máscara en una función grande es muy bueno, pero de hoy en adelante tendrá la responsabilidad de ser protagonista en todas sus funciones estelares como en su momento lo fueron Atlantis, El Rayo de Jalisco, Último Guerrero, Místico, El Hijo del Perro Aguayo, El Satánico, La Sombra o El Volador Jr, porque si no, tendremos una batalla que sólo será una anécdota en la lucha libre y el Diamante Azul quedará en el olvido.


Dejo mi reflexión del día: ¿El trago amargo que vivió la familia futbolera servirá para que la FMF arregle sus reglamentos y evite mayor embrollo o cada ocho días estaremos llenos de sanciones reclamaciones y huelgas? Eso sólo el tiempo lo dirá.

Escribir comentario

Comentarios: 0